Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 

EL VITALISMO EN LA HISTORIA

Las medicinas alternativas funda sus bases en la existencia de la Fuerza o Energía Vital, concepto nacido de la Filosofía Vitalista que hoy es más comprensible, a luz de los desarrollos de la Física termodinámica de los últimos veinte años.

Definición de energía:
Vocablo de origen griego: en y ergon: acción.
Poder, capacidad para producir un efecto, realizar un trabajo, esfuerzo etc.
Si pudiéramos usar una lente de gran aumento, veríamos que nuestro organismo en su totalidad no es más que un conjunto de átomos, como carbono, oxígeno, hidrógeno, potasio, sodio, magnesio.
En la naturaleza, cualquier ser vivo y hasta cuerpos sin vida como piedras responden a la misma composición.

Estos átomos no están dispuestos al azar sino que están unidos entre sí formando moléculas como el agua (H2O) o azúcares o proteínas quienes su vez, se reordenan de una forma única y característica para constituir órganos, aparatos y sistemas que en su conjunto integran al ser humano.
Más allá de la masa ordenada también es necesario el funcionamiento conjunto y armonioso entre cada una de las partes constituyentes, que permite la conservación de la existencia como seres humanos.
Un cadáver, que ha perdido su energía de vida se encuentra formado en el instante mismo de la muerte por la misma estructura atómica que momentos antes de su fallecimiento. Sin embargo, la masa por si misma no es capaz de funcionar. Para que funcione y lo haga en forma ordenada, se necesita de la presencia de la energía, que en este caso llamamos Energía vital.

En escala ascendente entonces ordenamos:

 ÓRGANOS-

A esta energía que:
- distingue un ser humano vivo de uno muerto,
- que anima la materia, es decir la ORDENA y LE OTORGA FUNCIONAMIENTO
- que permite el buen funcionamiento INTEGRADO de cada una de las partes de nuestro organismo
-que se mantiene integrada a la dupla inseparable mente - cuerpo
la llamamos Energía o Fuerza vital y es sobre ella que trabajaremos con estímulos igualmente vitales de la naturaleza, en pro de la recuperación del estado de salud de nuestro paciente.

Historia – Teorías

Dos grandes teorías a lo largo de la historia se han disputado el verdadero origen de la vida
¿Nace la vida en la materia misma? ¿o el concepto de vida solo puede entenderse a través del concepto de energía?

1-Teoría vitalista o vitalismo: sostiene que existe una energía vital entre la mente y el cuerpo. Esta energía es totalizadora, armoniza y otorga finalidad a las funciones. La anatomía es el resultado de una fuerza vital conformadora de la materia. El hombre es una unidad indivisible en mente, cuerpo y fuerza vital

VITALISMO ( del Latin "vitalis", con vida). Teoría biológica idealista; explica todos los procesos de la actividad vital por factores especiales inmateriales, insertos, según dicha doctrina, en los organismos vivos ( Entelequia, " Creadora de fuerza". "impulso hacia la forma", etc.) Las fuentes vitalistas se hallan en la doctrina platónica del alma ( ésta, según platón infunde espíritu al mundo animal y vegetal) y de la teoría aristotélica de la entelequia.

Son sus representantes Georg Stall, Jakob Uexkull, Hans Driesch; en la actualidad Ludwig von Bertalanffy, Aloys Wensel, Etc. El Vitalismo desvincula de las leyes materiales fisicoquímicas y bioquímicas los procesos de la actividad vital. Sobretodo la dependencia de que la vida surja de la materia inerte. Y admite un origen diferente o divino de la vida, o su preexistencia eterna.

El vitalismo plantea el problema de la esencia de la vida, el de la integridad, el de los fines de la estructura y función de los seres vivos, el de la enbriogenia, el de la regeneración, el de la inflamación del organismo, etc. Así por ejemplo, el proceso del desarrollo embrionario, desde el punto de vista vitalista es una tendencia del germen de alcanzar un fin preestablecido.

2-Teoría mecanicista, organicista o materialista: La vida nace en la materia misma. La vida se reduce a procesos físico-químicos fuera de los cuales no existe otro principio que rija la formación de los organismos. La anatomía expresa la razón de la función. El hombre es un conjunto de órganos, reunidos en aparatos y sistemas cuyos funcionamientos se relacionan entre sí.
Ambas teorías nacen en Grecia: Escuela COS (vitalista) y CNIDO (mecanicista)

Escuela COS (Vitalista):


* Hipócrates (460 -350 A.C.) fue el creador de la escuela COS. Él dijo por primera vez: "no existen las enfermedades sino los enfermos" reflejando de esta manera la unidad indivisible que es el hombre: "Todo conciente, todo concurre, todo conspira conjuntamente en el cuerpo"; y extendió sus conceptos más allá, ya que sostiene también que el hombre, inmerso en su mundo, recibe la influencia de la naturaleza sobre sí: "No se puede separar al individuo de su entorno cósmico ya que él mismo sufre las influencias meteorológicas, climatológicas, raciales y sociales".
* Aristóteles (384-322 A.C.): Cuerpo y alma son dos sustancias incompletas. El ser vivo es una sustancia completa. El alma le da el ser al cuerpo.

Vitalismo Pitagorico:

 Las citas en donde Aristóteles nos transmite las opiniones de los pitagóricos acerca del alma son de contenido diferente aunque no excluyentes. Es evidente que tales citas pertenecen a épocas diferentes del pitagorismo. Así, por ejemplo, en una de esas citas se nos dice que el alma estaba constituida por partículas que flotaban en el aire. Tal teoría pertenece a la generación arcaica del pitagorismo  la cual creía que las unidades tenían extensión espacial (corporalismo). Por otra parte, en otra cita, se afirma que el alma era sinónimo de armonía. Esta teoría estaría relacionada con la doctrina de la isonomia para la salud, introducida por Alcmeón. Muy posiblemente no habría sido defendida en una época anterior a este autor. Por último en otras citas no se ocupan de la naturaleza del alma sino de lo que acontece. En este sentido se hace referencia a la transmigración del alma (algo que ya defendía Pitágoras) y que debieron seguir defendiendo, durante todo el siglo V, por lo menos los acusmáticos.

 

Por último la generación pitagórica siguiente a Alcmeón, basándose en su doctrina sobre la salud, elabora su propia doctrina de que el alma es quien permite la existencia de armonía entre los constitutivos corporales (en el Fedón, Sócrates, basa una de los argumentos sobre la inmortalidad del alma en esta creencia). Esta doctrina fue la que ejerció más influjo.

Maimónides (1135-1204): "Es más importante saber qué enfermo tiene la enfermedad, qué enfermedad tiene el enfermo, porque no se está enfermo porque se tenga una enfermedad sino que se tiene una enfermedad porque se está enfermo"
Santo Tomás de Aquino (1225-1274): Nadie expresó una filosofía más completa acerca de la energía vital. El alma se une al cuerpo, en una forma totalmente indivisible. Entre los dos ejercen la operación característica "el entendimiento". El alma no ocupa espacio ni se puede medir (por lo tanto es virtual), el cuerpo ocupa espacio que se puede medir. La energía no ocupa espacio, pero se puede medir, por lo tanto es una fuerza intermedia entre el alma y el cuerpo. El cuerpo es orgánico, material e inanimado. El alma le da la vida, pero no actúa directamente en el cuerpo sino a través de sus emanaciones, potencias, vires o fuerzas. Estas últimas son en una palabra lo que hoy llamamos energía vital. La energía que emana del alma proviene de la transformación de los alimentos y de la energía solar. El alma actúa a través de sus emanaciones energéticas, pero no las crea, sólo las obtiene por la transformación de la materia.
* Otros defensores del vitalismo a lo largo de la historia fueron: Paracelso, Tomás Sydenham, Medicus, Von Haller, Barthez, Claude Bernard etc.

De La Ferriere: El Ser, generalmente, no percibe del Espíritu vida sino lo que sus sentidos físicos son capaces de captar de las inconcebibles vibraciones de este Soplo Divino. Incapaces de captar las altas frecuencias de la fuente original, los sentidos del hombre no detectan más que unas fuerzas vibratorias muy amortiguadas, calificadas con el nombre de materia.

Charles Henry, que también ha considerado este problema, dice que la vida puede ser considerada como el resultado de un equilibrio entre fuerzas gravitantes o materiales, fuerzas biopsíquicas y fuerzas electromagnética. Estas fuerzas que él designa bajo el nombre de resonadores son suceptibles de aportar nuevas luces, no solo en el problema de la vida, sino también en el de la supervivencia.

Escuela CNIDO (Mecanicista)

Si bien tiene sus orígenes en la Grecia antigua, nadie defendió y describió este concepto mejor que Galeno. El concepto básico de esta escuela, a los ojos actuales, es el siguiente: la unidad anatómica y fisiológica de todo ser vivo es la célula. A su vez estas células se reúnen para conformar órganos, aparatos y sistemas que funcionan en forma autónoma, a través de un sistema de reacciones fisico-químicas muy complejas.
Los fenómenos psíquicos son epifenómenos de los procesos físico-químicos de la materia. Si un órgano se perturba, éste es un hecho local que debe ser asistido de la misma manera. La enfermedad es un hecho pasivo. Podríamos nombrar a lo largo de la historia como defensores de este principio a Rene Laennec y Augusto Comte, creador del Positivismo, movimiento filosófico que afirma: sólo se admite aquello que pueda ser demostrado por las leyes de la observación. Para completar digamos que este principio es el que rige en la actualidad, y el que ha regido desde su nacimiento y hoy se dicta en las facultades de Medicina del país.

Reglas de la física que rigen a la Energía vital

La Energía vital por ser una forma de energía, cumple ciertas leyes que pertenecen al campo de la física.
Es una onda vibratoria que expresa el estado vibratorio de la materia. Como toda onda energética tiene ciertas características que le son propias: Longitud, amplitud y frecuencia.
Está regida por dos leyes de la física:

1- Ley de la inercia: toda onda perdurará con iguales características, mientras no sea perturbada por una fuerza que se le oponga.

2- Ley de la resistencia pasiva: es la resistencia a ser perturbada por algo externo. Cuando la onda es perturbada tiende a recuperar las características previas.
En el estado de salud, la onda vibra armoniosamente para mantener las funciones en equilibrio.


Samuel Friederich Hahnemann: Describe a la Fuerza Vital en el Parágrafo 9 del Organón y el Dr. Vijnosky (reconocido homeópata, autor de innumerables artículos y libros fallecido en el año 1996) comentándolo, ordena las definiciones de la siguiente manera:

La Fuerza o Energía vital es:

Soberana: porque reina sobre la materia; "anima el organismo material y gobierna con poder ilimitado"
Autocrática: Se mantiene a sí misma gobernando bajo leyes naturales.
Armonizadora: "Conserva todas las partes del cuerpo en armoniosa y admirable operación vital, tanto respecto a las sensaciones como a las funciones".
Automática:" La fuerza vital es ininteligente e instintiva y rige la vida en armonioso movimiento
Inmaterial: de naturaleza dinámico- energética.
Innata: nace con la vida misma
Impresionable: susceptible a noxas y agentes dinámicos semejantes.


La Medicina Natural: Es un método Holístico, porque considera al ser humano como una unidad indivisible de mente, cuerpo y energía vital y Vitalista: porque basa su doctrina en la existencia de la Fuerza vital. Una forma de tratamiento médico avalada por 2500 años de historia

Entender la existencia de la fuerza vital, nos permitirá entender, el concepto hipocrático de individuo sano y enfermo, así también como el origen de todas las entidades nosológicas a las que llamamos vulgarmente enfermedades.
Cuando una noxa actúa sobre el individuo, lo hace perturbando todas y cada una de sus partes, ya que afecta su energía vital totalitaria.
Una emoción violenta, o quizás algo más sutil como el frío no afectan el corazón ni las vías respiratorias, respectivamente, del ser humano, sino que lo afectan en su totalidad.
Así aparecen los síntomas que el paciente trae al momento de la consulta.
Los síntomas no son en si mismos expresión de un daño en la masa constitutiva del organismo ya que a la acción de noxas idénticas con afectación de órganos idénticos, cada paciente a través de su individualidad presentara síntomas distintos.
Tres pacientes afectados por hepatitis A, donde la noxa es la misma (el virus de la hepatitis A) y el órgano afectado es el mismo (hígado en todos los casos) presentarán como síntomas muy notables :

1) Náuseas, vómitos, inapetencia.
2) Fiebre, escalofríos y dolor en la zona hepática
3) Cansancio y falta de apetito.

Esta realidad nos abre las puertas al concepto de totalidad, ya que la expresión de los síntomas no está dependiendo solamente del órgano dañado y sus consecuencias, sino del compromiso general y total del paciente, que sufre un disturbio en su Energía Vital.
Por lo tanto los síntomas no son expresión UNICA de la materia dañada sino que son la visualización de un disturbio más profundo que asienta en todo el organismo, en todo el ser humano en todo el paciente al unísono

Y así entendemos a nuestros pacientes a la hora de curar.
La mente, con sus síntomas, como el miedo, la angustia, el delirio, la agresividad y el cuerpo también con sus síntomas, como dolor, diarrea, broncoespasmo, etc. son atendidos como lo que son: la capacidad única e individual de cada paciente para mostrarnos y mostrarse a sí mismo el disturbio único que ha ocurrido en su energía vital luego de la acción de una noxa, causa o desencadenante (en nuestros ejemplos, una emoción, el frío o un virus)
Toda terapéutica Hipocrática o biológica, se dirige a corregir dicho disturbio expresado clínicamente por síntomas que, atendiendo a la unidad indivisible que es el ser humano, afectan su cuerpo y su mente.
Las dietas, los medios físicos los remedios no se indican para los males del hígado ni para el dolor de cabeza ni para la artrosis. Consideramos a estas entidades solamente como la expresión en un sector del cuerpo de un disturbio general que afecta al individuo en su totalidad y asienta sobre su energía vital que vibra en disarmonía y que por consiguiente determina fallas en las funciones que ella misma rige.

(La Energía Vital vibra en armonia: todas y cada una de las partes de su organismo funcionan en forma íntegra y ordenada)

Invocando una vez más las palabras de Maimonides concluimos:
"Es más importante saber qué enfermo tiene la enfermedad que qué enfermedad tiene el enfermo porque no se está enfermo porque se tenga una enfermedad sino que se tiene una enfermedad, porque se está enfermo".

Dr.Javier Lauro Aliaga.